Cap. III The Numbers

May 14, 2018

 

 

 

Al parecer el tema del numerito y el anillo va a traer cola, le envío un whatsapp a mi amiga Ana, es una crack de los crucigramas y de hecho creo que es la única persona que conozco que sigue jugando al apalabrados. Quedo con ella el próximo viernes con la excusa de vernos espero que me eche un cable con esto y con suerte me explique si sabe que pasó el pasado domingo, no suelo llamar a nadie ni hablar a nadie cuando voy pedete, pero nunca se sabe.

 

Si esto fuese una historia ficticia miraría que pasó aquella noche en mi bola de cristal, pero la suerte no está de mi lado así que esto es como la vida misma. Me pego una ducha fresquita, esta es la resaca más larga que recuerdo desde los 16 años en los que me bebí con Fernando una botella de Keneb del Mercadona… Justo cuando me estoy secando la espalda me veo un moratón increíble detrás de la cadera. Un moratón alargado que me indica que eso no ha sido una caída o por lo menos no la recuerdo.

 

Supongo que por alguna razón que desconozco justo cuando me veo el moratón soy capaz de recordad que iba en un coche negro y de copiloto, la cara de la otra persona imposible de recordad, eso si, era un hombre e iba cagando ostias, espero que por diversión y no por huir de algo. Todo sería super especial si ahora por arte de magia recordase la matricula, pero que cojones, nadie borracho lo que hace es mirar la matrícula por si se despierta al día siguiente en una para de autobús.

Voy a recoger la casa y a mirar que no se hayan llevado nada que no eche en falta, la semana pasa volando y el viernes llega rápido…

 

Quedo con Ana en la cafetería de la rambla, le encanta este sitio porque puede subir una foto a Instagram y al parecer te hace ser más cool porque te ponen dibujitos en la espuma del café, no lo lograré entender jamás, pero a la cafetería le funciona, debe ser por alguna chorrada del gen diferenciador o algo así.

 

Lo típico, dos besos que tal estás, que tal todo, pues tirando, la conversación se torna al pasado finde, le pregunto si contacté con ella lo largo de la noche y me dice que si, pero que lo único que tiene es una llamada perdida mía, a la 1:45 de madrugada, pero sin importancia, ella estaba durmiendo y no pilló el móvil. Le explico un poco el percal para llegar a casa y como me lo encuentro todo, lo primero que me dice es que denuncie y que dé parte al seguro, una mentalidad de lo más "catalanamente racional", le muestro el anillo.

 

Lo examina frunciendo el ceño y no observa nada más que un anillo de plata bastante nuevecito, con lo que la pregunta era obvia, si era de alguien que había venido a casa. La respuesta es no. Tengo visitas como todo el mundo, pero casi nunca acaban dejando cosas en una mesita de noche y menos en el lado en el que pocas veces duermo. Limítate en mirar el interior. Los números, se los apunta pero me insta a pedirme si se lo puede llevar, Ana es una persona atareada y tampoco me va a solucionar el acertijo en dos horas.

 

Nos despedimos y no queda en más la cosa que en una llamada o un whatsapp cuando tenga algo, es un tipo de misión royo el código Da Vinci solo que no tenemos a Tom Hanks en el equipo, una lástima.

Me voy para casa y estamos a dos días para cumplir una semana de la “noche perfecta”. Voy a bajar la basura y me encuentro que la vecina me mira entre las persianas como si me vigilase (no le doy importancia) una señora de su edad que esté cotilleando, hoy en día es lo más normal.

Justo llegar a casa, miro el móvil, 4 swipes a Instagram y me llama Ana, algo debe querer, porque es de esa clase de persona que te envía una nota de audio de 4 minutos, pero no te llama nunca…

 

Responde chillando: “Niño! Son Coordenadas”

 

Me quedo en shock, no sé si prefería que la cosa quedase en una anécdota y el numerito un puñetero número de serie del anillo, pero me dice ahora ésta que son coordenadas. Me canta los números porque no los tengo apuntados (obvio) los pongo en Google Maps:

 

Catedral del Mar, Barcelona…

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

3 LÁCTEOS AL DÍA

October 5, 2019

1/5
Please reload

Entradas recientes

October 5, 2019

February 17, 2019

July 23, 2018