Cap. II El Conejito de la Suerte

May 3, 2018

Capítulo II

 

El conejito de la suerte

 

Me remito a esperar en el portal a que llegue un vecino, no tengo ni la más remota idea de cómo voy a conseguir entrar a casa, no tengo móvil ni llaves por lo que creo que la opción de que venga un vecino y me llame a un cerrajero será lo más lógico, el día parece apagado y gris, es más, creo que sigo con esta resaca extraña porque ni el sol calienta ni el aire que hace me enfría, mi madre me diría “estás destemplao niño”.

 

Aparece la señora Pilar, una señora mayor para lo que puedo percibir por sus patas de gallo, diría que ronda los 60 largos, acaba de venir de pasear a su pequeño perro, esos que no tienen raza pero que tu los ves y sabes que son de una persona mayor, no dan mucho trabajo pero si mucha compañía, pero centrándome en mi problema con las llaves decido entrar a saludarle sin abordarle demasiado, no hemos tenido más conversación que el tiempo que dura un viaje en ascensor, no le explico mucha cosa, un resumen rápido “Hola, me he dejado las llaves dentro y no tengo móvil para llamar…” podéis imaginar el resto de la conversación, seguro que es más interesante de lo que os pueda contar en dos líneas. Accede a ayudarme, yo sería el vecino que de pasar cualquier cosa extraña dirían que siempre saludaba.

 

El cerrajero se presenta, tarde, pero se presenta, saca de una súper caja de herramientas una ganzúa, algo tan grande para guardar algo tan pequeño, en 5 minutos la puerta está abierta, lo que me hace pensar que la seguridad de mi puerta blindada de “last technology” es una bazofia, antes de darme el recibo, obviamente esta mierda la pasaré por el seguro de la casa, me informa el cerrajero que la puerta no tenía la llave echada, por eso ha sido relativamente fácil abrirla…

 

Qué guay debería pensar la señora Pilar, no exactamente con ésta expresión tan de los 90’ pero si alguna similar, ya puedo entrar a casa y el recibidor y el comedor está hecho una autentica pocilga, no de suciedad si no desordenado, como si estuviera buscando algo, lo primero que hago es mirar el resto de habitaciones, será fácil porque el piso no es muy grande, 2 habitaciones, pero solo está desordenado el comedor y el recibidor.

 

Dudo de haber hecho este desastre yo solo o si lo he hecho no entiendo para qué, el sofá está retirado de la pared, la mesa girada, dos de las cuatro sillas en el suelo y nada extraño, salvo un calcetín, pero creo que ese lleva ahí tiempo, porque eso si lo recuerdo.

 

No os he hablado del recibidor, no es más que un espejo y una percha y el típico cuenco para dejar las llaves, es el mueble más inútil de toda la casa, porque las llaves siempre las dejas donde te viene en ese momento, pensaréis el motivo de no ponerme a buscar cualquier pista aterradora, pero necesito dormir ni que sean diez minutos, el día ha sido intensamente largo o corto según se mire, me dispongo a ir para el dormitorio, en mi asombro la cama está hecha, bajo la persiana y en la mesita de noche hay un anillo de lo que parece ser de plata, se me va el sueño, eso no es mío…

 

Ahora mismo se me va el sueño porque esto empieza a ser un poco de susto, si el anillo fuese de alguna cita que ha tenido el placer de venir a mi cama lo recordaría, soy un poco alérgico al polvo y las mesitas las tengo bastante limpias para evitarme alergias, por lo que lo hubiera visto, es el típico anillo plano, me lo pruebo por lo que pueda pasar, pero no me entra más que a la mitad del dedo, por lo que no es mío, queda confirmado.

 

Podría arrojarlo al fuego y ver si tiene marcas élficas pero eso solo pasa en las películas, el anillo es prácticamente nuevo, sin muescas, dentro, con un poco de contraluz y cerrando los ojos para enfocar más en detalle puedo ver unos números y no tiene pinta de que sea un número de teléfono. 

 

02-33-15-99 41-23-01-2-10-55

 

Comienzo a darle vueltas al coco y no parece tampoco el número de la Bonoloto, pero por si acaso mañana mismo hecho el Euromillón con este número…

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

3 LÁCTEOS AL DÍA

October 5, 2019

1/5
Please reload

Entradas recientes

October 5, 2019

February 17, 2019

July 23, 2018